Mi cachorro se hace pis en casa

Recibimos numerosas consultas sobre los hábitos higiénicos en cachorros. Creo,que cuando se convive con un cachorro hay dos preguntas estrellas que en algún momento te haces , una de ellas es porque mi cachorro muerde el mobiliario de la casa y la otra es que cuando aprenderá a realizar sus necesidades fuera de casa.

¿Os suenan alguna de estas preguntas?¿Tienes este problema? En este articulo nos vamos a centrar en los hábitos higiénicos, así que sigue leyendo y te echaremos una mano. Sobre que nuestro cachorro muerda todo lo que tenga a su alcance en casa ya hablamos en otro articulo, pincha aquí si quieres que te demos unos consejos para que tu perro no se una pequeña trituradora.

Deciros que cada perro es diferente, por eso no te preocupes por las comparaciones con los demás perros del parque y céntrate en el tuyo.

Perro cachorro orina en casa
Charro enseñar hábitos higiénicos

El cachorro no sabe que hacer sus necesidades dentro de casa no es lo correcto ya que seguramente, si viene de un protectora de animales o de un criador o tienda, realizaba sus necesidades donde quería o podía y cuando le apetecía.

Por ello si nuestro perro se ha hecho pis o caca y no le hemos visto en el momento, regañarle a posteriori sería una tontería ya que los perros tienen un periodo de asociación muy corto. Aparte de que no es eficaz para que el perro no lo haga más, lo que aprenderá será a esconderse para realizar sus necesidades o a comérselas en el caso de las cacas para evitar las regañinas.

Los perros tienen un periodo de asociación muy corto por lo que sino le pillamos en el mismo momento que lo está haciendo, el perro no relacionará tu enfado con el hecho en sí de hacerse pis o caca y por el contrario no comprenderá tu enfado con lo que solo conseguirías deteriorar la relación.

Un mito es el de restregarle los hocicos al perro en el pis o en la caca para que aprenda a no hacerlo. No se quien sería el creador de esa teoría pero no le veo ninguno sentido, al igual que no hay demostración etológica y mucho menos científica.

Asignarle un lugar para sus necesidades

Deberíamos asignar una zona de la casa para que el cachorro pudiera realizar sus necesidades. En muchas ocasiones nos es imposible bajar a la calle cada momento preciso para que las realice por ello podremos elegir una zona en la que colocaremos un empapador para que el cachorro sepa que ese es el lugar donde realizar las necesidades.

Por las noches le podemos delimitar una zona de la casa y dejarle un empapador por si tiene ganas de hacer pis que pueda hacerlo en el sitio elegido para ello y tenga menos posibilidades de fallar orinando en otro lugar.

Si disponemos de patio o una casa con jardín, no es buena idea dejar al perro fuera todo el rato para que pueda hacer sus necesidades pues de esta manera no le enseñamos a aguantar y respetar los tiempos. Sin embargo esta opción nos va a brindar muchas facilidades ya que podremos sacar al cachorro a realizar sus necesidades fuera cuando tenga disposición a ello.

Observa a tu cachorro, el te dirá cuando tiene ganas

Conociendo un poco el lenguaje de los perros, sabemos más o menos cuando van hacer algunas de sus necesidades, por ello debemos de estar pendientes de algunas señales para adelantarnos.

Los momentos más frecuentes en los que puede que tenga ganas de realizar sus necesidades serán:

  • después de dormir
  • después de jugar
  • al rato de comer o beber agua
  • cuando les vemos olfateando muy insistentes, como buscando algo
  • cuando vemos que se desplazan a otra estancia de la casa
  • algunos perros se pueden parar o sentarse en la puerta de salida
  • cuando les vemos muy inquietos

Cuando veamos alguno de estos comportamientos, le llevaremos al lugar de la casa elegido para que realice sus necesidades o nos bajaremos rápidamente a la calle para que las haga. En ocasiones no será inmediato, esperaremos en la zona elegida hasta que las realice para premiarle. Cuantas más veces consigamos que realice sus necesidades en el lugar indicado y menos veces las haga allá donde no queremos, más fácilmente establecerá la asociación de lo que consideramos correcto.

Delimitar zonas de la casa

Si tenemos zonas de la casa que no queremos que nuestro perro se haga pis o caca, no debemos dejarle sin supervisión en ellas o restringirlos el acceso cuando no estemos pendientes de él . Una buena opción también sería dejarle en un parque de cachorros mientras no podemos supervisarlo.

Perro cachorro en su jaula de juegos
Perro en su parque de cachorros. Le han dejado una zona para que tenga acceso a un transportin.

También podríamos utilizar un transportin, para enseñar al perro a empezar a controlar sus necesidades, y sacarle cada cierto tiempo llevándole a la zona elegida para ello o bajándolo a la calle.

Es importante tener en cuenta el tiempo que un cachorro puede aguantar sin hacer pis o caca y adaptarnos a sus necesidades, para eso tenemos que tener en cuenta la siguiente regla, que es sumar una hora mas a la edad que tiene el cachorro. Os dejo un ejemplo en la siguiente tabla.

4 meses+ 1 hora 5 horas
6 meses+1hora 7 horas

Mas frecuencia de paseos

También tenemos que realizar más salidas a la calle teniendo en cuenta los tiempos anteriores así como los momentos más frecuentes en que tendrá necesidad. Cuantas más veces salgamos más probabilidad tendrá nuestro cachorro de realizar sus necesidades en la calle y menos de hacerlas en casa. Por ello es mejor realizar 6 o 7 paseos cortos de unos 5 a 10 minutos. Los perros suelen preferir sustratos porosos como la hierba o la tierra para realizar sus necesidades, por eso intentaremos buscar zonas con eses tipo de sustrato.

Cuando el perro realice sus necesidades en la calle le felicitaremos calurosamente con nuestra voz. Podemos también darle un premio en forma de comida para reforzar el comportamiento.

Algo muy importante y que en muchas ocasiones pasamos por alto es la importancia de establecer rutinas ya que si el perro es capaz de prever cuando va a poder salir para realizar sus necesidades más fácilmente aprenderá a aguantar y esperar su momento.

Tenemos que ser pacientes y constantes para que nuestro cachorro aprenda lo antes posible, de todos modos como os decía al comienzo cada perro es diferente y cada uno tiene sus ritmos.

Esperamos que estos consejos os hallan sido de ayuda, comparte con nosotros tu experiencia. Hasta la próxima perriamigos.

Publicado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*